Consciencia vs conciencia

Muchas veces me he preguntado si debía escribir con s entre la n y la c esta palabra, y no ha sido sino hasta que comencé a abrirme al mundo de lo posible que comencé a entender la diferencia entre ambos términos.

Hoy te los comparto… luego cuéntame en cual de estas dos dimensiones: consciencia o conciencia, acostumbras a estar en cada ámbito de tu vida (estudios, familia, trabajo, roles, etc.)

Cuando decimos que estamos en conciencia de algo, es cuando tenemos la capacidad de saber o discernir sobre qué actos, pensamientos, palabras y situaciones son correctas y cuáles no. Correctas en tanto que no invaden o atacan la libertad de otras personas, no generan daños a las relaciones o acuerdos sociales ya establecidos.

Se le considera un concepto moral y ético, cuando decimos que alguien “tiene conciencia”, estamos valorando que esa persona tiene valores morales. Nos referimos a ella como alguien que intenta vivir de acuerdo unas normas básicas de respeto, equilibrio o valores universales.

Vemos así que está fuertemente condicionada por el sistema social en el que se vive, en función de nuestra cultura, tradiciones y religión. Tiene que ver con el sentido de responsabilidad, con los valores y conocimiento de cada uno por su propia persona y sus actos.

Un ejemplo muy sencillo sería: “Sandra tiene la conciencia tranquila”, refiriéndonos a que no ha hecho algo en perjuicio de otras personas.

 

Consciencia en cambio es un poco más complejo. Tiene que ver con todo lo que experimentamos, con nuestras percepciones, sensaciones, memoria, pensamientos, con aquello que soñamos y que deseamos.

Podemos ser conscientes de muchas cosas: de lo que sucede a nuestro alrededor, de nuestras emociones y pensamientos, de nuestras virtudes y defectos, de lo que sucede en nuestro cuerpo, etc. Consiste en observar nuestra mente o prestar atención, saber qué somos, qué sabemos, qué ocurre en nuestro ser interno.

Pero también está el sentido de Consciencia, en el ámbito de lo espiritual. En las tradiciones religiosas muchas veces vemos este término relacionado con la máxima realización o iluminación. En esta dimensión, se refiere a que nos hacemos uno con el todo, entendemos que somos parte de un algo que lo engloba todo, incluyendo a nuestros maestros y Dios (si es parte de tus creencias).

Es toda información o conocimiento que no podemos describir pero está ahí: el amor que sentimos por otras personas, es esa emoción que nos produce un hermoso paisaje o la música, son esos mensajes que llegan a nuestra mente cuando los necesitamos, es esa gran felicidad que sentimos cuando no estamos en juicios o dualidades.

Al practicar yoga y meditación decimos que estamos trabajando la capacidad de fomentar o buscar la consciencia plena. De tener una mente calmada, en balance, estable y ecuánime.

Has experimentado momentos de consciencia plena??? Compárteme tu experiencia… estaré encantada ♥

Abrir chat
Powered by Join.chat
Bienvenido a este lugar de paz