¿De dónde vienen nuestras reacciones?

Hace unas semanas a atrás estaba en clases y mi profe me dio indicaciones sobre un par de ejercicios para hacer, que me ayudarían con mi hombro izquierdo y las cervicales que como he contado en otros posts están un poquito malitos. En ese instante una de mis compañeras de clase empezó a decirme algunos ejercicios que ella me recomendaba hacer para fortalecer mis brazos.

Yo escuché su recomendación y en ese momento le comenté que gracias, pero tengo una lesión cervical que me hace perder la fuerza en uno de mis brazos. Ella insistió y me recomendó otros ejercicios. Yo solo escuché, y como ya se había acabado la clase nos fuimos.

En el camino a casa me quedé pensando en este tipo de situaciones que ocurren con bastante frecuencia. En ocasiones cuando alguien comenta sobre cualquier tema inmediatamente comenzamos a dar nuestra opinión, consejos, nuestra experiencia con esa situación y hasta recomendamos medicamentos, etc. No nos damos cuenta, que nuestro ego nos arroya y a veces hablamos u opinamos sin que nos pregunten.

Del mismo modo pasa en sentido contrario, cuando alguien nos comenta o sugiere algo como me pasó a mí. Podemos pensar que esa persona por qué se mete en nuestros asuntos. Nuestro ego reacciona no queriendo recibir mensajes que quizá son muy valiosos y llenos de buenas intenciones.

Aquello que siempre reacciona (en cualquiera de los dos sentidos que menciono en los ejemplos) es el ego y lo hace alimentado por las creencias, pensamientos y conversaciones colectivas, no se trata de nuestro ser esencial.

Mi maestro de Vipassana difunde muchas enseñanzas, pero hay una que es fundamental y clave: permanecer ecuánimes ante todas las situaciones. Viendo la ecuanimidad como aquella capacidad de no reaccionar de forma impulsiva, si no más bien permanecer en calma, pues solo en la quietud surgen las cosas más bellas y las soluciones a todo.

Si realizamos una práctica meditativa de forma recurrente observamos nuestro silencio interior y encontramos las respuestas a todo. Nos ayuda a tener conversaciones con otras personas desde donde no predomina nuestra opinión o juicio.

Suelen sucederte cosas similares? Qué piensas la respecto? Te ha servido esta reflexión? Cuéntame quiero leerte!

Te abrazo fuerte,

Con Amor ♥

Abrir chat
Bienvenido a este lugar de paz